Hasta el año que viene “Pobre nou” Festival

El certamen anual “Pobre Nou” cerró sus puertas el pasado domingo día 13 con una gala final, celebrada en la Nave Espacial, y que tuvo como participantes a los principales representantes de los CSO organizadores. Este evento puso punto y final al festival alternativo, después de tres días de jornadas intensivas de actividades, donde se realizaron talleres de danza cómica o expresión teatral, exposiciones de pintura y microchatarrería, y espectáculos varios que mostraron hasta actuaciones de títeres. Además el certamen ha contado todos los días con cenadores y menús anticrisis  tanto para participantes como talleristas, en los que el precio de la comida y la bebida era de un euro.

Ejercicio de flexibilidad de la mano de Dino

 
La guinda del pastel
Hacia las 20 horas de la tarde un presentador improvisado dio comienzo a lo que supondría el principio del fin, una función que duró más de dos horas y que cerró el telón del certament alternativo y autogestionado definitivamente, hasta el año que viene. Las actuaciones fueron variopintas, y predominó la danza,  los ejercicios aéreos mano a mano por parejas y las demostraciones de equilibrio y fuerza encima de una silla. Pero los verdaderos protagonistas fueron los “clowns” que aparecieron en escena hasta en tres ocasiones  llevando a cabo ejercicios de malabares con pelotas de ping-pong y realizando diversos trucos de magia, haciendo estallar al público en sonoras carcajadas. Nada mejor para finalizar las jornadas culturales intensivas, que un espectáculo que reuniese todas las artes que se han desarrollado durante los tres días del Festival.
 

Martes poéticos

Esta noche El niu de la Guatlla vuelve a ofrecernos, como todos los primeros martes de cada mes, una noche de magia poética. Desde las siete de la tarde, en el sótano habilitado para los espectáculos de este edificio  de Plaza España, los artistas brindan su arte a todo aquel que quiera pasarse por allí.

Como en todas las ocasiones que hemos podido compartir con ellos, y de las que ya hablamos en otras entradas, el evento va acompañado de cena y bebida por precios muy bajos. En esta ocasión, la sobremesa está enfocada al arte de la palabra: los martes poéticos presentan el lenguaje en su estado más puro.

Duele poético

Esta noche, Rocío Berenguer y Mane Ferret se baten en duelo; eso sí, un duelo poético. El más puro rap en una voz femenina, alternado con el acento francés de uno de los artistas invitados, en canciones que versan en prosa sobre los entresijos de la vida, se confronta a las cuerdas de la guitarra de la compositora y poeta cubana Mane Ferret. Entre canción y canción, otros artistas nos muestran su arte urbano con rap y beatbox en una actuación que recibe el nombre de “Palabrakadabra”. El martes poético se alargará hasta medianoche, eso sí, cumpliendo el acuerdo del vecindario de evitar el bullicio a partir de las once de la noche.

Viaje al futuro con Doctor perro

Poder desplazarse a través del tiempo es uno de los sueños del hombre y despierta en nosotros una enorme curiosidad, a pesar de que se cree que los mecanismos implicados en un viaje de estas características son infi nitamente complejos, y que su existencia plantea mil y una paradojas. Sin embargo, el centro social okupado “El Niu de la Guatlla” obvió todas las supuestas imposibilidades matemáticas y  teletransportó a diferentes épocas del futuro a todos los presentes mediante un espectáculo nocturno.

Testimonios de lo que nos espera

Doctor perro con un asistente del público

El viaje comenzó hacia las 21 horas, y tuvo como comandante a “Doctor perro”, un hombre vestido de cánido que era quien iba situando al público en el espacio temporal en el que se encontraba y realizaba entre actuación y actuación, diálogos con su alter ego del futuro. La primera parada se efectuó para mostrar a los espectadores un baile performance del futuro que aun conservaba aires contemporáneos y de danza clásica típicos de nuestra época. Se sucedieron los payasos y sus monociclos, los bailarines y acróbatas y hasta un cantante a capela. La expedición finalizó dos horas más tarde con una parada en el lejano Oriente, donde apareció Moises entre humo y cortinas de plástico para deslumbrar con sus característica danza del vientre.  En cada alto temporal los actores explicaban, utilizando su arte como lenguaje, cómo era el mundo que nos espera y sus vivencias más personales.

Final con moraleja des del futuro

Antes de despedir el espectáculo, Doctor perro envió un mensaje directo al público: “He estado en el futuro, reina la miseria, la pobreza…El primer mundo se ha reducido a tan pocos que ya no se puede llamar así. Los del pasado todavía estáis a tiempo de cambiar y redirigir el rumbo de la humanidad, y evitar así el camino de destrucción que gobierna el planeta.”

 

Carlota Alegre

A %d blogueros les gusta esto: